¿Cómo salvar tu matrimonio?

Si está a punto de divorciarse, tal vez se pregunte qué medidas podría tomar para evitar que su relación se disuelva. Lo primero que tendrá que decidir es qué va a tomar medidas.

Arreglar bien las cosas empezando por la raíz.

Una de las cosas que más hacen romper matrimonios es la falta de atención y tiempo dedicado a la pareja, piensa en que has estado gastando tu tiempo ultimamente, en tu trabajo, en algún deporte, en estar con tus amigos o atendiendo un pasatiempo? Puede que pienses -todo en lo que gasto mi tiempo es el trabajo que no hace mas que tenerme exhausto- y ese es una razon muy real, pero tienes que poner una balanza en tu vida, que es más importante, tu trabajo o la familia en especial el tiempo que le dedicas a tu esposa, a veces tienes que reconocer que el trabajo te absorbe mucho tiempo y quizá la mejor decisión puede ser dejar ese, buscar otro o incluso ser el dueño del tuyo, donde tu controlas tu tiempo, haz pensado a una franquicia como Mi Franquicia Mx puede hacer que tu tiempo sea mas flexible y que puedas estar mas tiempo con tu familia

Luego, puede implementar estos consejos para salvar su matrimonio del divorcio.

La mayor parte de hacer que un matrimonio funcione es un compromiso. Tanto usted como su pareja deben estar preparados para hacer algunos arreglos para el otro. Si ambos están dispuestos a comprometerse, deberían poder encontrar un término medio que los complazca a ambos. Un consejero matrimonial puede ayudar a guiarlo durante este proceso. Si ambos cónyuges en un matrimonio no están contentos, será difícil hacer que la relación funcione.

Tomar un descanso

A veces, alejarse de su pareja durante un fin de semana o incluso una semana o 10 días le ayudará a reunir sus pensamientos y emociones. Si su relación se ha caracterizado por el estrés durante bastante tiempo, esto puede ayudarlos a reevaluar dónde se encuentra en la relación y las cosas que estaría dispuesto a cambiar.

Deja de ser una víctima

Su primer instinto probablemente será preguntarse cómo su cónyuge podría hacerle esto. Pero tratar de culpar a su esposo de que se quede con usted (o regresar si ya se fue) solo servirá para hacer que usted (¡y él!) Se sienta más miserable. Lo que puedes hacer es tomar la senda positiva. Recuerda todas las cosas buenas que traes a tu matrimonio y trabaja para mostrarle estas cualidades a tu cónyuge. “Mostrar” siempre es mejor que “contar” y hará que tu esposo tenga más confianza en ti.

Sacar la basura

Su cónyuge probablemente tiene sentimientos reprimidos de ira y dolor, y estos resentimientos pueden haberlo llevado a pedir el divorcio. Ambos deben hacer una lista de cosas que los hicieron enojar o amargar.

Revise sus listas una por una y busque los malentendidos que llevaron a estos sentimientos. Cada uno de ustedes tendrá que buscar su parte en la situación para encontrar las percepciones erróneas. Discúlpese por sus errores y no haga ningún comentario sobre lo que hizo el otro para causar un problema.